viernes, 30 de septiembre de 2011

Jethro Tull


JETHRO TULL
Banda británica de rock progresivo que toma su nombre del agrónomo inglés pionero de la revolución industrial por la invención de una máquina sembradora Jethro Tull; liderada por el flautista  de origen escocés Ian Anderson, autor prácticamente de todos los temas del grupo.
Comenzó en 1968 y siguen en activo. El origen de la banda se sitúa en Blackpool (Inglaterra). Ian Anderson hacía y deshacía, es el único miembro que permanece en la formación desde su creación; por ella han pasado infinidad de músicos, de los cuales sólo el guitarrista Martin Lancelot Barre ha permanecido desde su entrada en J. Tull a partir del segundo disco  “Stand Up”.
Su primer álbum “This Was” en 1968 supuso su debut, la formación por entonces estaba integrada por Ian Anderson a la flauta, voz y guitarra acústica; cuenta él mismo como en un principio comenzó como guitarrista, pero pronto se dio cuenta de que nunca llegaría a ser J.Hendrix ni Eric Clapton, entonces resolvió buscar otro instrumento, y fue así, que un día, al entrar en una tienda de instrumentos vio una cosa plateada y brillante, una flauta, y decidió darse un tiempo para determinar que podía sacar de aquella cosa brillante; pensó que como ninguna banda de rock tocaba la flauta, con lo cual él podía ser el mejor y el peor flautista del rock; Glenn Cornick al bajo, Clive Bunker a la batería y Mick Abrahams a la guitarra eléctrica.
Poco tiempo después Mick Abrahams se fue siendo sustituido has hoy por Martin Lancelot Barre. Mick fundó su propio grupo, se dice que tenía deferencias con G.Cornick, el bajista y con el propio Anderson, que quería hacer otros tipos de músicas; en tanto él era un purista del blues, y era esto lo que únicamente le interesaba. Así que Mick se marchó; el primer elegido, curiosamente no fue Martin Barre, sino Tony Iommi (Black Sabbath), pero duró semanas, y fue entonces  cuando llegó Martin Lancelot Barre.
De esta manera llegamos al segundo disco “Stand Up” en 1969 que llegó al primer puesto de ventas en Reino Unido. Todos los temas eran de Anderson, excepto “Bourée”, villancico de J.S Bach.
Este álbum ya no es sólo blues como el primero, sino que hay toques de jazz y folk, pero aún es un disco escasamente progresivo.
En 1970 llega su tercer disco “Benefit”; hace su primera aparición John Evan tenuemente, aún no como miembro estable de la banda. El disco en la tónica del anterior, pero, con la salvedad hecha anteriormente.
En este trabajo aparece un tema, concretamente el 5º “For Michael Collins, Jeffrey and Me”, que personalmente me resulta extraordinariamente bello y delicado.
Tras este disco continúan las deserciones, ahora es el bajista Glenn Cornick quien como diría nuestro querido Camarón de la Isla, siguiendo la luz del cigarro se marcha sin volver la cara para atrás; su lugar lo ocupa Jeffrey Hammond Hammond.

En 1970 los J. Tull irrumpen con fuerza en los festivales de la isla de Wight (Inglaterra).
Aparece su cuarto disco “Aqualung”, una OBRA MAESTRA  con mayúsculas, corría el año de 1971 cuando se editó este Lp, cuya temática y letra provocó en España la intervención de la censura. Podemos comprobar como mientras que en la versión en vinilo aparece en la cara B el tema “Locomotive Breath”; y pensemos que el vinilo llegó aquí, a España nada menos que en 1976 (el disco se editó en el 71), pues este tema en el formato cassette es sustituido por el tema “Glory Row”. Es lógico que por las características propias de uno y otro formato, era más fácil hacer en cambio de temas en el cassette que editar un vinilo especial para España.
El disco habla de Aqualung, un mendigo borracho, de Cros-Eyed Marry, una prostituta; unámoles a esto el tema “My God” en la cual aparece la frase, no exenta de polémica en el contexto español: El hombre creó a dios…, en definitiva que parte de este disco como el siguiente “ Thick as a Brick” fueran censurados por la impoluta mano de la moral de Franco.
De nuevo un abandono, Clive Bunker, el batería, y en su lugar llega Barriemore Barlow.
El año 1972 nos trae “Thick as a Brick” segunda gran OBRA MAESTRA de la historia del rock progresivo. Un disco conceptual considerado por muchos como la obra cumbre de J. Tull, una obra de una dimensión artística inconmensurable, que viene en la edición original, la que tenemos los de cierta edad, envuelta en un periódico. Sólo tiene un tema “Thick as a Brick”, lógicamente en dos partes, que juntas suman más de 40’; llega al número uno en USA. Un disco absolutamente genial, que de no haberse grabado estaríamos hablando hoy, de “el eslabón perdido” del rock; lleno de cambios rítmicos, con guitarras acústicas, flauta…..ufff.

 Por este mismo año, 1972 se edita el álbum doble “Living in the Past”, una recopilación de singles y con una de las caras del 2º Lp en vivo en el Carnegie Hall, con dos temas “By Kind Permision of” y “Dharma for One”. Otro disco de culto, se hizo una edición, ña que tenemos los de cierta edad, de carpeta abierta con fotos y libreto. En 1973 llega “A Passion Play”, sobre este disco hubo gran polémica. J. Tull como habían hecho otros anteriormente (por ejemplo Rolling Stones), huyendo del fisco acosador e implacable, se asentaron en Mónaco, creo, cosa esta que provocó la ira sus de sus incondicionales en las Islas, de forma que en Inglaterra (se llegaron a hacer quemadas masivas del disco) no se vendió bien, se dijo que fue un disco malo, oscuro, en fin en mi modesto entender es la tercera OBRA MAESTRA de J. Tull, al estilo del disco anterior, con una solo tema en dos partes y una introducción “esta es la historia de una conejito que perdió sus gafas”.

Tras el enfado de los seguidores ingleses J. Tull decidió volver a las Islas Británicas y allí graban en 1974 “War Child”, que estaba destinado a ser banda sonora de una película. Llegó al segundo puesto de la lista de Billboard, recibió buena crítica; tiene algunos temas bonitos como el hit “Bungle in the Jungle”, “Queen and Country” o la no menos célebre “Skating Away on the Thin Ice of the New Day”. Es un buen disco, pero no de la categoría de sus obras maestras señaladas, ni de lejos; es más de formato más comercial, se vuelve a temas con minutaje corto.

 En 1975 “Minstrel in the Gallery”, otro grandísimo trabajo, aunque en un segundo nivel dentro de los J. Tull. Temas pausados y acústicos con una voz preciosa de Anderson, combinados con temas más duros y largos.
Tras este disco llega la fuga de Jeffrey Hammond-Hammond, reemplazado por Hlhn Glascoock, que estuvo en Carmen, banda que en alguna ocasión teloneó a los J. Tull.
En 1976 llega “Too Old to Rock’ n’ Roll and to Young to die”, otro disco conceptual cuya temática como su título sugiere trata de un rockero que se siente envejecer. Es un disco parecido en el tono al anterior, en cuanto a los momentos acústicos, bien cantado, con voz limpia, supone en mi personal apreciación un trabajo algo menos bueno que el anterior.
A partir de aquí llega una etapa algo distinta con discos más en la línea del folk y con ese sonido algo medieval que tanto gustaba a Anderson. 
Encabezan esta etapa “Songs from the Wood” 1977, con temas de mediana duración (en términos tullianos) y donde juegan con las voces haciendo trozos a capella.
 Supone un cambio de estilos si bien antes habían hecho rock progresivo y discos conceptuales ahora decididamente profundizan en las raices del folk; consigue con mandolinas, guitarras acústicas y unos coros excelentes un sonido que evoca lo medieval recibió una buena crítica y de forma unánime.Después de este disco grabarían “Heavy Horses”, 1978, donde quizá los temas más señalados sean  “One Brown Mouse” y “No Lubally”.
Tras este trabajo aparece un disco interesante “Stormwatch” 1979, con varias canciones acústicas muy bellas, como “Orion”, o “Dum Ringill”; un disco bonito muy en la línea del folk.
En 1978 editan un doble en vivo “Bursting Out”, unos de los discos en directo más legendarios de la historia del rock; alterna temas duros con otros más delicados, y una versión acortada de “Thick as a Brick”.
Es ahora cuando David Palmer se une formalmente al grupo, hasta entonces había estado como arreglista y en labores de producción; ahora pasa a encargarse de los teclados.
El  17 de noviembre de 1979 fallece el bajista John Glascock tras una operación de corazón, mientras estaban grabando “Stormwatch”, tanto es así que Anderson tuvo que tocar el bajo en algunos temas. Tras “Stormwatch” 1979, quedan  Anderson y Martin Barre, el resto de la banda cambia por completo. Tras este disco llega la decadencia de J. Tull.
En 1980 editan “A” que en realidad iba a ser el primer disco en solitario de Anderson, pero por presiones de su discográfica Chrysalis Records se editó como disco de J. Tull.  La formación ahora es Anderson, Martin Barre, Dave Pegg al bajo, Mark Craney a la batería y Eddie Jobson en sintetizadores y violín.  J. Tull se adentra en la música electrónica, este disco me resulta impropio de la grandeza de J.Tull.
En 1982 aparece “Broadsword and the Beast”, sigue la decadencia, pero al menos aquí se salva algún tema como “Slow Marching Band” y “Broadsword”, el resto para olvidar. Entre tanto Jobson y Craney abandonan tras “A”. Peter John Vettesse reemplaza a Jobson en los teclados y Gerry Conway queda a la batería. “Broadsword and the Beast”, intentan volver al folk, aunque sigue el tufo electronico.
En 1984 aparece “Under Wraps”, de vuelta a “A” un album electrónico de dudoso gusto. A partir de aquí se inicia una nueva etapa donde predomina el Hard rock, en ocasiones, muy contadas ocasiones con reminicencias metaleras; de hecho recibieron el premio Gramy en 1989 por encima de Metallica; aunque ya les vale a los de los gramys, J. Tull de Heavy metal, vamos….como que no; si me apuráis de hard en momentos vale, lo aceptaría pero metal…
En 1987 “Crest of a Knave” con Anderson, Barre y Dave Pegg; por el estilo en el siguiente disco, 1989 “Rock Island” un intento fallido de vuelta a sus orígenes.
En La década de los 90 llega “Catfish Rising 1991, nuevamente aparecen los blues y el folk americano, es un disco audible, lo dejaría ahí.
En 1995 “Roots to Branches” en la línea del folk y de ese inventito llamado world music, pero me recuerda a lo peor de “Broadsword an the Beast”.
Finalmente “Dot Com” 1999, en este disco remontan el vuelo levemente, sigue en la línea del world music, pero la guitarra eléctrica tiene una presencia distinta, vuelve a aparecer la cara  rockera. Entre tanto decir que siguieron como no, los cambios en la formación, difícil seguirles en este tema; otros músicos en J.Tull fueron Doane Perry (batería), M. Allcock (teclados y guitarra acústica), Andrew Giddings (teclados), Dave Mattacks (batería), Jonathan Noyce (bajo), David Goodier (bajo), James Duncan (batería) o John O’Hara (teclados) y….
 En definitiva una de las más grades bandas de rock progresivo de todos los tiempos, hasta el disco “A” todos magníficos y dentro de esta magnificencia varias obras maestras como Aqualung, Thick as a Brick, A Passion Play, Living in the Past, Bursting Out; como digo hasta “A” todo lo anterior absolutamente imprescindible en cualquier discoteca. Acabo permitiéndome una licencia: desde mi punto de vista sólo superados por los míticos Pink Floyd; esa es otra historia, la más grande y con mucha probabilidad tocará otro día.  
Estos son en definitiva los discos más representativos  de la discografía de J. Tull, sus discos de estudio y algún directo realmente relevante, aunque su discografía es más amplia: